EL CANTAR DE LOS HIJOS DE OLIMPIA

EL CANTAR DE LOS HIJOS DE OLIMPIA
Batalla del Olimpo

Traductor

viernes, 24 de julio de 2015

YA A LA VENTA EN AMAZON

 
 

lunes, 20 de julio de 2015

BOOKTRAILER "EL CANTAR DE LOS HIJOS DE OLIMPIA - LIBRO 1 - LA CABEZA DE LA GORGONA"

https://www.youtube.com/watch?v=waC0o8wOz2A

PRÓLOGO por José Martín Bartolomé

          PRÓLOGO
Cuando Esteban Díaz me sugirió la posibilidad de escribir el prólogo de esta novela, pensé que la cosa tenía poco de complicado. Primero, porque he leído bastantes cosas suyas, y lo conocido resulta más fácil de presentar y describir. Segundo, porque su estilo tiene una claridad y una sencillez –que no simpleza– que harían cómodo abordar el texto. Tercero, porque hablaba de un tema, los mitos griegos, que siempre me ha encantado y creí conocer bastante bien.

Me equivoqué, me metí en un buen lío y estoy pagando las consecuencias.

Uno no puede confiarse en que conoce la obra de Esteban, su talento. Está en pleno crecimiento y ni él mismo sabe de su potencial, de dónde puede llegar. Sólo sé que vale la pena seguirle.

Respecto a los otros dos puntos, también me equivoqué en ello. Su narrativa es en esta obra más brillante, depurada y limpia que nunca. No es la narración de un profesional, sino el diálogo de un enamorado. Y como enamorado de esos mitos griegos, como gran conocedor de ellos, Esteban llega a penetrar en sus entresijos, no limitándose a interpretar antiguas leyendas, sino dotándolas de un cuerpo nuevo, de una personalidad fiel a lo que reflejan en su origen pero tan novedosa en el desarrollo, tan profundamente épica, que ni los aficionados al tema se librarán de grandes sorpresas, ni los profanos se encontrarán con un texto aburrido para cuya comprensión necesiten conocimientos previos.

No importa si nuestra única referencia anterior de los mitos es el Hércules de Disney o un exhaustivo conocimiento de Ovidio; estas páginas nos traen una historia nueva a todos. Fresca, directa, oscura en ocasiones como para desear que una mano amiga acoja la nuestra, brillante en otros párrafos que nos hacen sentir el dulce aroma de las manzanas en el paladar. Potente siempre, adictiva y hasta obsesiva. Porque Esteban es uno de esos escritores obsesionados por el buen trabajo, por el buen hacer, y que escriben sobre lo que aman.

Eso se nota, se comparte y se disfruta. Así que, paciente lector, ponte cómodo antes de entrar en Olimpia, y no te preocupes por apagar el teléfono. Dentro de unas cuantas páginas te habrás sumergido tanto en la narración que no oirás ni verás más mundo que el que Esteban te invita a compartir. Adelante, pues. Bienvenido a las Regiones Hiperbóreas.

Por José Martín Bartolomé

(Autor del blog “Lo juro por mi tatuaje” y de los libros “Silencio 1. De Ilusión también se muere” y “Tiempo en ruinas”)

miércoles, 3 de junio de 2015

PORTADA DE LA NOVELA

En menos de un mes "LA CABEZA DE LA GORGONA" primer libro de "EL CANTAR DE LOS HIJOS DE OLIMPIA" se encontrará en AMAZON.
Espero que todos los que comenzasteis este camino en este Blog podáis disfrutar de la novela. MUCHAS GRACIAS A TODOS!!!!
 
Aquí os dejo la sinopsis y la portada.


 Una Fantasía épica nacida de las entrañas de la mitología clásica

En el albor de los tiempos existió un rumor transportado por el susurro de la brisa hasta los oídos de los contadores de historias, hacedores de versos, trotamundos y juglares.

El rumor les descubrió la existencia de un extraño y desconocido lugar donde los colores son más brillantes, más vivos y sangrientos, y las sombras más espesas y profundas.

Allí, la luz y la oscuridad se enfrentan sobre el traidor filo de una daga en una eterna danza entre tinieblas.

Tanto impresionaron los hechos acaecidos en la Hiperbórea a los

jóvenes habitantes de nuestra tierra que tomaron a los participantes de tales acontecimientos como modelos.

Fueron para ellos dioses y héroes. Mitos y leyendas.

Punto de partida para sus primitivas religiones.

En la tierra de Olimpia el Señor Zeus sufre una terrible enfermedad provocada por la necromancia, y los señores Ares y Apolo deben prepararse para la guerra contra el Imperio de Titania, que ya tuvo su tierra esclavizada en el pasado. Mientras tanto, el señor Baco se embarca en una desesperada búsqueda a través de un erial plagado de maldiciones para encontrar una cura para su señor.
 

 

jueves, 29 de enero de 2015

PRÓXIMAMENTE EN AMAZON

Sois muchos los que habéis disfrutado de El Cantar con más de 4000 visitas a este Blog. Espero que os agrade saber que estoy terminando el primer libro de la saga:"LA CABEZA DE LA GORGONA" y que saldrá a la venta en Amazon en fechas cercanas. Espero que continuéis conmigo este camino que empezamos aquí. Vuestros comentarios positivos  y vuestras muestras de querer saber más sobre estos personajes y sus aventuras, tanto aquí, como en Facebook y Twitter  han sido fundamentales para decidir trabajar en este proyecto hasta el final. Estoy muy contento con el resultado y espero que opinéis lo mismo cuando llegue a vuestras manos.
Muchas gracias!!!

viernes, 21 de marzo de 2014

CAPÍTULO PRIMERO - NACE LA PRIMAVERA

Libro I - La cabeza de la Gorgona

Canto primero – Los señores del Olimpo

I
NACE LA PRIMAVERA

La nube de fino polvo blanquecino, alzado turbulentamente en juguetones remolinos por el agitador viento del norte, le daba al ambiente, sobre los dos amplios caminos, la apariencia de una tenue capa de niebla. Ambos caminos descendían atravesando los valles del norte de Olimpia para desembocar y reunirse en un cruce vigilado severamente por dos secos olmos, tan retorcidos que parecían salidos de alguna extraña pesadilla, perteneciente a un soñador de lo más perturbado. Los viejos árboles agitaban sus ramas con violencia al ritmo que marcaba el silbido del viento, agudo y feroz.
El profundo valle entre dos pequeñas montañas era verde y de pastizales altos que se estremecían temblorosamente, como las olas de un profundo océano esmeralda. La parte superior del valle estaba cubierta de recias encinas que no daban sus ramas a torcer ni siquiera ante el poderoso viento de aquel helado amanecer sin sol. La parte baja de la cuenca era una frondosa pradera donde pastaba el disperso ganado, dándose un banquete de largas hierbas con el ritmo reposado de sus flojas mandíbulas. Los rollizos bovinos eran vigilados por un joven pastor que canturreaba desafinando una vieja tonada popular del norte de la isla de Olimpia, mientras mascaba alegremente una arrugada, pero dulce manzana que había sacado de un pequeño zurrón lanudo colgado de su cuello por una tira de cuero gastada por el tiempo, el uso y el sudor.
Por el camino que descendía desde las escarpadas montañas del este, acompañado por el ulular del viento, que azotaba con violencia sus amplios ropajes, cabalgaba un jinete montado en un caballo albino de crin amarillenta, ojos rojos y porte orgulloso. El equino no cedía en su arduo galopar, a pesar de la contundencia del vendaval contra el que luchaba. Caballero y montura llegaron bajo la extraña pareja de olmos que señalaba el cruce y, aunque todo indicaba que iban a continuar al galope sin detener su desenfrenada carrera, el jinete, finalmente, tiró con seria firmeza de las riendas de cuero negro con ribetes plateados, haciendo levantarse varias veces al caballo sobre sus vigorosos cuartos traseros, mientras el espléndido animal lanzaba sonoros relinchos de fortaleza tal que rivalizaban con el poder del temporal, elevándose, resonando con un eco poderoso, sobre el valle y las montañas. El corcel, cuando terminó tranquilizándose, se detuvo relajado. Expulsaba vapor a través de la piel y por los húmedos hollares al respirar. Los ojos, del color cobrizo de la sangre recién derramada, brillaban con la excitación del raudo galope.

jueves, 20 de marzo de 2014

PRELUDIO - CRONOS

  Preludio
CRONOS

 
Tierras de los Titanes. Ciudad Imperial. Centro del mundo. La Torre Dorada.
 
El más poderoso de los hombres de aquella tierra se miró en los magníficos espejos que cubrían por completo la pared del amplio vestidor situado junto a sus aposentos. Sus ojos mostraban orgullo, el orgullo de un dios. Era extremadamente alto y delgado; y su rostro tan frío y severo como una gélida noche pasada al raso en las heladas tierras del norte; sus cabellos eran largos, del áureo color del trigo durante el mes de la cosecha; su tez tan pálida y clara que las venas se apreciaban como ríos de color púrpura bajo la piel; los ojos tan profundos y negros como el abismo del que nadie regresa. Un vasto imperio se postraba a sus pies y él lo dirigía con mano firme. Con mano de hierro. Una mano que no conocía el temblor ni la vacilación. Sólo la fuerza y la opresión. Cuando cerraba los dedos, centenares de miles de hombres se estremecían y sufrían, aullaban de dolor, sumidos en la miseria. El terror y el miedo eran sus armas. Sus ejércitos dominaban las tierras conocidas de uno a otro confín. Las gentes se ponían de rodillas a su paso, suplicando su perdón y su favor. Su poder había crecido con el discurrir de las eras. Largos mares de tiempo habían visto expandirse su Imperio, gracias al don que Antiguos Poderes del pasado remoto le dieron tanto tiempo atrás. El don de la vida eterna.
Creative Commons License
This Work (EL CANTAR DE LOS HIJOS DE OLIMPIA / http://elcantardeloshijosdeolimpia.blogspot.com.es/by Gonzalo Esteban Díaz/) is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

¿CUÁL ES VUESTRO PERSONAJE PREFERIDO DEL CANTAR?

El cantar de los hijos de Olimpia

El cantar de los hijos de Olimpia
Espada del señor Baco

Acerca de mí

Mi foto
Esteban Diaz
Ver todo mi perfil

Google+ Followers